Obama pone fin a la “Ley de Ajuste Cubano”

loading

WASHINGTON>> El presidente de EEUU, Barack Obama, decidió poner fin con carácter inmediato a la denominada “Ley de Ajuste Cubano”, también conocida más comúnmente como “Pies Secos, Pies Mojados”, con la cual durante más de 20 años, todo cubano que alcanzara territorio estadounidense podía automáticamente quedarse en el país, aunque hubiera entrado de forma ilegal.

Obama, en una de sus últimas decisiones al frente de la Casa Blanca, también ha ordenado el término de un programa que incentivaba que médicos cubanos (uno de los orgullos de la isla), abandonaran su país.

La decisión, que según anunció Obama en un comunicado tiene carácter inmediato, supone un cambio drástico en las relaciones bilaterales con Cuba.

“Hoy, EEUU está dando pasos importantes para avanzar hacia la normalización de relaciones con Cuba y darle una mayor consistencia a nuestra política migratoria”, dijo Obama en un comunicado. En su mensaje, y con miras al inminente inquilino de la Casa Blanca, el republicano Donald Trump, que ha amenazado con revisar las relaciones con La Habana, Obama defendió el acercamiento a la isla como “la mejor manera de garantizar que los cubanos pueden disfrutar de prosperidad, buscar reformas y determinar su propio destino”.

“Tal como dije en La Habana, el futuro de Cuba debería estar en manos de los cubanos”, subrayó el presidente demócrata.

La Ley de Ajuste Cubano de 1966 garantiza que todo cubano que entre al país de forma legal podrá obtener la residencia al año y un día de poner pie en territorio norteamericano. En 1995, tras el éxodo masivo de balseros de un año atrás, el Gobierno de Bill Clinton hizo un agregado a esa normativa que se pasó a conocer como la política de “pies secos, pies mojados”, que implicaba que todo cubano interceptado en el mar (“pies mojados”) era devuelto a la isla, pero que aquellos que lograran tocar tierra (“pies secos”) podían permanecer en EE UU, obtener un permiso de trabajo y unas ayudas iniciales y, transcurrido el año, pedir la residencia permanente.

Con la derogación de esta medida, “los ciudadanos de Cuba que intenten entrar a EEUU ilegalmente y que no cualifiquen para auxilio humanitario serán sujetos a ser devueltos a Cuba, en concordancia con las leyes de Estados Unidos y las prioridades en su aplicación”, enfatizó Obama. A

demás, pone a los cubanos en igualdad de condiciones con otros inmigrantes. “Al tomar esta medida tratamos a los migrantes cubanos de la misma manera que tratamos a los migrantes de otros países. El gobierno cubano ha aceptado el retorno de los ciudadanos cubanos que serán ordenados a volver a Cuba, así como ha venido aceptando el retorno de los migrantes interceptados en el mar”, explicó el presidente demócrata.

Se trata probablemente de la última medida que Obama, que deja la Casa Blanca en poco más de una semana, adoptará en el marco de la normalización de relaciones con Cuba iniciada en diciembre de 2014, una de las decisiones clave de su política exterior.

loading

La suspensión de esta medida era una demanda de La Habana, que asegura que la política de “pies secos, pies mojados” incentivaba la emigración ilegal.

Pero también había empezado a ser reclamada por los sectores anticastristas de Estados Unidos y algunos de sus representantes en el Congreso que afirman que la medida fue creada para ayudar a refugiados políticos pero que estaba siendo aprovechada de forma abusiva en los últimos años por cubanos que emigran solo por motivos económicos.

Poco antes de que la administración Obama anunciara oficialmente la derogación de las dos medidas, un funcionario que había alertado anónimamente sobre la decisión dijo que la mayor parte de los cubanos que huyen de la isla lo hacen por razones económicas o para aprovechar los beneficios que saben pueden recibir si logran llegar a Estados Unidos.

Otra de las razones citadas para la eliminación de la ley de Ajuste Cubano es el aumento de la migración cubana, especialmente en la frontera con México, presuntamente debida al temor de que la administración Obama la suspendiera.

Según datos del Departamento de Seguridad Interior, desde octubre de 2012, más de 118.000 cubanos se han presentado en los puertos de entrada de Estados Unidos.

En el año fiscal 2016, que terminó en septiembre, más de 41.500 cubanos ingresaron por la frontera sur estadounidense, rompiendo un récord de cinco años. Otros 7.000 llegaron entre octubre y noviembre.

>>>>>

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s