El fin de un ciclo político de una década en Ecuador

loading

QUITO>> Tras una década del denominado “socialismo del siglo XXI” impulsado por Rafael Correa, quien decidió no optar a la reelección, los ecuatorianos decidirán en definitiva, si seguir el camino inaugurado por Argentina en 2015 con la victoria de Mauricio Macri.

Pase lo que pase, el país encara un probable cambio.

Sin el liderazgo y la popularidad del presidente saliente, Lenín Moreno, ex vicepresidente de Correa y favorito para ganar elecciones, tuvo que cargar con un legado complicado, que sus adversarios critican principalmente por la gestión económica de los últimos años, tratando de hilar un relato complementario.

El candidato del Movimiento Alianza País, intentó construir un perfil propio más alejado de los cánones de la “revolución ciudadana” y, con todo, contará según los analistas con el apoyo de los electores más fieles de esa formación, aproximadamente un 30% de los ecuatorianos.

Ese respaldo es insuficiente para ganar en primera vuelta —necesitaría alcanzar el 40% y superar al segundo candidato en más del 10%— y arroja un panorama incierto sobre el comportamiento de los electores de la oposición a partir del lunes y lo que pueda ocurrir en una segunda vuelta, que se celebraría el 2 de abril.

“El triunfo (de Moreno) en primera o en segunda vuelta va a cambiar las cosas”, señala el politólogo Franklin Ramírez, profesor de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).

Es decir, si el candidato oficialista lograra imponerse, el desmarque del proyecto político de Correa sería menor que si lo hiciera en la segunda votación.

En cualquier caso, el próximo presidente tendrá que asumir que el diálogo será imprescindible para gobernar, puesto que la composición de la Asamblea estará muy probablemente marcada por la fragmentación.

Lo afirmó públicamente el propio Moreno y lo dejó negro sobre blanco en su perfil de Twitter: “Ahora viene lo mejor. Vienen otros tiempos, los tiempos del diálogo, de la mano extendida”.

Lenín Moreno, podría ser el encargado de gestionar la herencia del presidente saliente, Rafael Correa.

Muy comprometido con la atención a la discapacidad, en diciembre de ese año fue nombrado por el entonces secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, enviado especial del Secretario General en Discapacidad y Accesibilidad. Se trasladó a Suiza y regresó a Ecuador a finales del año pasado para presentarse a las elecciones con Jorge Glas, actual vicepresidente del país, como compañero de candidatura.

Su principal contrincante es el empresario Guillermo Lasso, cuya intención de voto apenas supera el 20%.

loading

El candidato del Movimiento CREO, expresidente del Banco de Guayaquil, tiene una visión de país liberal en lo económico y antitética a la filosofía del “buen vivir” de Correa.

Cynthia Viteri, aspirante del Partido Social Cristiano, cuenta con un apoyo que ronda el 15% y en algún estudio de opinión ha estado por encima. En cualquier caso, ambos han hecho campaña presentándose como líderes de la oposición a Moreno. “Empieza la segunda vuelta”, llegó a afirmar Viteri en el cierre de la carrera electoral.

Guillermo Lasso es, según las encuestas, el principal candidato de la oposición a la presidencia de Ecuador.

Empresario y ex presidente del Banco de Guayaquil, el líder del Movimiento CREO es un político conservador y liberal en materia económica.

El general retirado Francisco Moncayo, exalcalde de Quito y representante socialdemócrata, es el candidato que ocupa el cuarto puesto entre los aspirantes de la oposición, aunque difícilmente, según las encuestas, puede superar el 10% de los votos.

Lasso, por tanto, en el caso probable de darse una segunda vuelta, no tiene asegurado el puesto de competidor de Moreno.

Ya lo fue en 2013 y obtuvo el 22,7% de los votos frente a Correa.

Los casi 13 millones de ecuatorianos llamados a las urnas se pronunciarán también sobre el llamado pacto ético sobre los paraísos fiscales, tras el caso de los papeles de Panamá.

Correa decidió someter a los electores una pregunta básica: “¿Está usted de acuerdo en que, para desempeñar una dignidad de elección popular o para ser servidor público se establezca como prohibición tener bienes o capitales, de cualquier naturaleza, en paraísos fiscales?”.(AGENCIAS NOTICIOSAS)

>>>>>

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s