Insólito: Bajan a golpes a pasajero de un vuelo sobrevendido de United Airlines

loading

WASHINGTON>> Un pasajero del vuelo 3411 de United Airlines, con destino de Chicago a Louisville, fue bajado a golpes luego que personal de la aerolínea, pidió que cuatro pasajeros se bajaran y cedieron sus lugares a otros tripulantes, de lo contrario la aeronave no podría despegar.

Según la información. el vuelo fue sobrevendido y nadie del pasaje ya acomodado en sus asientos se ofreció, entonces el personal de la aerolínea decidió elegir al azar quién se bajaba, y allí empezó el escándalo.

Eligieron a un hombre mayor, quien se identificó como un médico que tenía pacientes que visitar en Louisville, con lo cual no podía abandonar el vuelo.

Pero la tripulación no escuchó, y lo bajaron a los golpes.

El hombre se defendió a los gritos pero terminó semi inconsciente, arrastrado por el pasillo del avión como un muñeco de trapo entre el asombro e indignación del resto de los pasajeros.

La escena fue grabada y rápidamente publicada por los medios de comunicación.

Según The Washington Post, que recoge el testimonio de testigos, el hombre fue sacado de su asiento por personal de seguridad, golpeado contra un apoya brazos y arrastrado de regreso a la terminal del aeropuerto internacional de O’Hare de Chicago.

Por su parte, el CEO de la empresa, Oscar Munoz, admitió que “la situación es perturbadora para todos en United”.

“Pido disculpas por tener que reacomodar a estos clientes. Nuestro equipo se mueve con urgencia para trabajar con las autoridades y hacer nuestra propia investigación sobre qué fue lo que pasó. También estamos contactando con este pasajero para hablar con él directamente sobre esta situación”, agregó.

Uno de los pasajeros, Tyler Bridges, quien filmó todo, recuerda que todo comenzó apenas él y su esposa subieron al avión.

Un supervisor de la aerolínea entró al avión y bruscamente anunció: “Tenemos empleados de United que deben volar a Louisville esta noche… este vuelo no sale hasta que cuatro personas se bajen”. Eso predispuso mal a mucha gente, contó Bridges.

A los pasajeros se les ofreció cupones para otro vuelo, pero nadie se ofreció a bajar. Así que la aerolínea decidió elegir.

Primero se le pidió a una pareja que bajara. “Se levantaron de mala gana y se fueron”, cuenta.

Luego vino el turno de un señor mayor, que se rehusó.

“Dijo: ‘No. No me bajo del vuelo. Soy médico y tengo que ver pacientes mañana a la mañana”.

El hombre se fue enojando cada vez más a medida que el administrador insistía. Terminó gritando: “me seleccionan porque soy chino”. Entonces subió un policía. Después otro y después uno más. Tres.

Bridges entonces se dio cuenta que tenía que filmar lo que iba a pasar.

“Pareció como que uno de los policías lo noqueó. Tenía sangre en la nariz. Y los anteojos casi se le cayeron”.

Para entonces la gente había empezado a gritar: ¡qué hacen! ¡Esto es horrible! ¡Oh, Dios! ¡No, esto está mal! Y entre los gritos, los cuatro empleados de United subieron y se sentaron.

>>>>>

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s