Categoría: EEUU y Cuba

Diplomáticos estadounidenses y canadiense sufren extraña sordera en Cuba

WASHINGTON>> El Departamento de Estado de Estados Unidos afirma que un grupo de diplomáticos en La Habana sufrieron una severa pérdida de la audición que, según oficiales de inteligencia, fue provocada por un artefacto sónico avanzado.

Los extraños incidentes comenzaron en otoño del año pasado, cuando funcionarios de la embajada de Estados Unidos en La Habana comenzaron a quejarse de que sufrían de dolores de cabeza y sordera.

Muchos fueron obligados a abandonar sus puestos en forma anticipada debido a su enfermedad. Funcionarios de inteligencia de Estados Unidos concluyeron que la pérdida de la audición se debía a un aparato de sonido que estaba fuera del rango de los sonidos audibles, y probablemente haya sido colocado en o cerca de los domicilios de los diplomáticos.

Por su parte, Canadá afirmó que al menos uno de sus diplomáticos en La Habana recibió tratamiento por pérdida de audición.

Funcionarios cubanos niegan su responsabilidad en el asunto y sostienen que están cooperando con funcionarios estadounidenses para investigar lo ocurrido. Algunas personas mencionaron que podría haber un tercer país involucrado.(AGENCIAS NOTICIOSAS)

>>>>>

Cuba niega acciones contra diplomáticos de EEUU

LA HABANA>> Ante el anuncio del departamento de Estado de EEUU sobre la expulsión de dos diplomáticos cubanos, el pasado 23 de mayo, la cancillería cubana reaccionó y negó categóricamente “cualquier acción en contra de funcionarios diplomáticos acreditados ni sus familiares sin excepción”.

“El ministerio enfatiza categóricamente que Cuba jamás ha permitido ni permitirá que el territorio cubano sea utilizado para cualquier acción en contra de funcionarios diplomáticos acreditados ni sus familiares, sin excepción. Asimismo, reitera la disposición a cooperar para lograr el esclarecimiento de esta situación”, manifestó el gobierno cubano.

A través de un comunicado, la cancillería cubana confirmó que efectivamente fue notificado el pasado 17 de febrero por la embajada de Estados Unidos en La Habana y el departamento de Estado sobre los hechos que presuntamente causaron “síntomas físicos” a algunos funcionarios de la sede diplomática y sus familiares que los obligaron a abandonar la isla.

El gobierno cubano considera la expulsión de dos de sus diplomáticos de territorio estadounidense una decisión “infundada” e “injustificada” porque aseguran que en todo momento el gobierno cubano desde su más alto nivel tomó el asunto con “suma seriedad” y “actuó con celeridad y profesionalismo”.

Según la cancillería cubana iniciaron una exhaustiva investigación y transmitió a la embajada de EEUU la necesidad de compartir información y propuso establecer cooperación entre las autoridades competentes de ambos países.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores reafirma que Cuba cumple con todo rigor y seriedad sus obligaciones emanadas de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961, en lo referido a la protección de la integridad de los agentes diplomáticos y los locales de la misión”, afirma la cancillería cubana en su comunicado.

>>>>>

EEUU expulsa dos diplomáticos cubanos

WASHINGTON>> El departamento de Estado de Estados Unidos, confirmó la expulsión de dos diplomáticos cubanos en respuesta a una serie de incidentes ocurridos en la isla y que dejaron a varios funcionarios estadounidenses con “síntomas físicos”.

La portavoz del departamento de Estado, Heather Nauert, dijo que a los dos cubanos se les pidió que abandonaran el país el pasado 23 de mayo, luego que estadounidenses en Cuba reportaron “incidentes que les habían causado una variedad de síntomas físicos” que los obligó a abandonar la isla.

Se desconoce cuándo exactamente y en qué condiciones los diplomáticos cubanos dejaron el país.

“Mi entendimiento es que sólo afectó a empleados del departamento de Estado y que no afectó a ningún ciudadano estadounidense civil. Nosotros tomamos esto muy seriamente”, expresó Nauert.

La vocera del departamento de Estado no pudo explicar a los periodistas en qué consistieron los llamados “incidentes”, pero que todavía no saben de qué se trata exactamente, pero que están trabajando para determinar su “causa e impacto”.

Los funcionarios dijeron que el gobierno cubano había asegurado a Estados Unidos que está investigando y tomará las medidas apropiadas.

Según reporta la agencia Associated Press, el hostigamiento de los diplomáticos estadounidenses en Cuba no es infrecuente y se remonta a la restauración de vínculos limitados con el gobierno comunista en los años setenta.(AGENCIAS NOTICIOSAS)

>>>>>

Raúl Castro responde al cambio de política anunciado por Donald Trump

LA HABANA>> El Gobierno cubano afirmó que cualquier estrategia que pretenda cambiar el sistema en la isla está condenada al fracaso, opinó que EEUU no está en condiciones de dar lecciones sobre derechos humanos e insistió en su voluntad de continuar el diálogo y la cooperación.

En una declaración difundida simultáneamente en todos los medios estatales, el presidente cubano, Raúl Castro, respondió a los anuncios realizados en Miami por el presidente estadounidense, Donald Trump, quien endureció las políticas de hacia la isla.

“Cualquier estrategia dirigida a cambiar el sistema político, económico y social en Cuba, ya sea la que pretenda lograrlo a través de presiones e imposiciones, o empleando métodos más sutiles, estará condenada al fracaso”, afirmó el Gobierno de la isla en su primera reacción al nuevo posicionamiento de Washington.

Sostuvo que los cambios que sean necesarios en Cuba, como los que se están realizando ahora como parte del proceso de actualización del modelo económico y socialista de la isla, los “seguirá decidiendo soberanamente” el pueblo cubano.

“Asumiremos cualquier riesgo y continuaremos firmes y seguros en la construcción de una nación soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible”, recalca el texto de la declaración.

La declaración cubana opina que el presidente estadounidense ha estado otra vez “mal asesorado”, al tomar decisiones que favorecen los intereses políticos de una “minoría extremista” de origen cubano residente en el estado de Florida, que por “motivaciones mezquinas no desiste de su pretensión de castigar a Cuba y a su pueblo”.

En el apartado de los derechos humanos, el Gobierno de Cuba rechaza la “manipulación con fines políticos” y el “doble rasero” en el tratamiento de ese tema y asegura que el pueblo del país caribeño “disfruta de derechos y libertades fundamentales”, y exhibe “logros de los que se siente “orgulloso”, que son una “quimera” para muchos países del mundo, incluidos los Estados Unidos.

En ese sentido, menciona el derecho a la salud, la educación, la seguridad social, el salario igual por trabajo igual, los derechos de los niños, y el derecho a la alimentación, la paz y al desarrollo.

Señala además que Cuba con sus modestos recursos ha contribuido también a la mejoría de los derechos humanos en muchos lugares del mundo, a pesar de las limitaciones que le impone su condición de país bloqueado.

“Los Estados Unidos no están en condiciones de darnos lecciones”, añade y manifiesta “serias preocupaciones” por el respeto y las garantías de los derechos humanos en ese país, donde cita “numerosos casos de asesinatos, brutalidad y abusos policiales, se explota el trabajo infantil, discriminación racial y se amenaza con imponer más restricciones a los servicios de salud”.

También denuncia las nuevas medidas de “endurecimiento del bloqueo”, en referencia a la política de embargo económico, comercial y financiero que aplica Washington a la isla desde febrero de 1962, y afirma que están destinadas a “fracasar”.

Apunta que la administración Trump recurre a “métodos coercitivos del pasado”, al adoptar medidas de recrudecimiento del bloqueo,que “provoca daños y privaciones” al pueblo cubano y constituye un “innegable obstáculo” al desarrollo de la economía de la isla.

Además considera que las medidas anunciadas este viernes imponen “trabas adicionales” a las “muy restringidas” oportunidades que el sector empresarial estadounidense tenía para comerciar e invertir en Cuba.

Afirma que los cambios dispuestos por Trump constituyen un “retroceso” en las relaciones bilaterales y “contradicen el apoyo mayoritario de la opinión pública estadounidense, incluyendo el de la emigración cubana en ese país, al levantamiento total del bloqueo y a las relaciones normales entre Cuba y los Estados Unidos”.

El Gobierno de Cuba también reitera que está dispuesto a continuar el diálogo “respetuoso y la cooperación” en temas de interés mutuo, así como la “negociación” de los asuntos bilaterales “pendientes” con el Gobierno de EEUU.

>>>>>

¿Qué contemplan los cambios hacia Cuba firmados por Trump?

>>Cambios hacia Cuba firmados por Trump el 17 de junio en el teatro Artime de la Pequeña Habana en Miami: 

>No se restaura la política pies secos-pies mojados.

>El turismo de estadounidenses a Cuba seguirá prohibido, pero se refuerza el cumplimiento de las condiciones de viaje bajo las 12 categorías autorizadas durante el gobierno de Barack Obama.

>Los viajes iniciados por individuos no serán permitidos sino en grupos para cumplir con los requisitos de la interacción con el pueblo cubano.

>Los nuevos límites a los negocios estadounidenses con Cuba apuntan directamente al Grupo de Administración Empresarial SA (GAESA), una compañía de propiedad del Ejército cubano que controla el 60% del sector empresarial de la isla, incluido el sector hotelero.

>No está claro si las nuevas reglas prohibirán a los visitantes estadounidenses gastar dinero en hoteles estatales y restaurantes, pero específicamente estará prohibido que se alojen en hoteles que no sean de propiedad de ciudadanos cubanos.

>La Embajada estadounidense en La Habana no cerrará ni se romperán las relaciones diplomáticas restablecidas en 2015 tras más de cinco décadas de hostilidades.

>Los vuelos comerciales directos entre Cuba y Estados Unidos seguirán sin cambios, así como las visitas de cruceros estadounidenses a la Isla.

>Sobre los fugitivos estadounidenses que viven en Cuba, Trump presionará para acelerar su extradición y retornarlos a la justicia de este país.

>Se solicitará la liberación de los prisioneros políticos estadounidenses en las prisiones cubanas.

Los cambios de la política hacia Cuba, entrarán en efecto después que los Departamentos de Comercio y del Tesoro redacten las nuevas regulaciones en detalle .

Grupos internacionales de derechos humanos advirtieron que reinstalar la política de aislamiento sobre la isla podría empeorar la situación al empoderar a los sectores de línea dura cubanos.

>>>>>

Fuente: Agencias noticiosas

>>>>>