Le Pen y Macron disputaran segunda vuelta en Francia

loading

PARÍS>> La ultraderechista Marine Le Pen y el centrista Emmanuel Macron, fueron los candidatos que más votos en la primera ronda de las elecciones francesas y se enfrentarán en un desempate el próximo 7 de mayo.

Es la primera vez en la historia que no habrá un candidato de los dos principales partidos franceses en unas elecciones.

Le Pen y Macron ofrecen un agudo contraste, pues albergan opiniones diametralmente opuestas sobre el futuro de la Unión Europea y el rol de Francia en la asociación.

Le Pen promete sacar a Francia de la UE; Macron aboga a favor de una mayor cooperación con el bloque. Por lo tanto, la segunda vuelta electoral será el equivalente a un referéndum sobre el futuro de Francia en la UE.

Tras anunciarse los resultados el primer ministro del país Bernard Cazeneuve llamó a los votantes a rechazar a Le Pen y a votar por Macron en la segunda vuelta.

Poco después Le Pen pronunció un discurso declarándose ganadora y advirtiendo que el debate sobre la globalización está abierto.

Dijo que ella es “la gran alternativa” en la contienda electoral.

Macron ganó la primera vuelta realizada el domingo 23 de abril, con un 23,7 por ciento de los votos, muy seguido por Le Pen con un 22,7 por ciento, según una estimación de Ipsos/Sopra Steria.

Entre fuertes medidas de seguridad, los franceses votaron en la primera ronda de las elecciones presidenciales, considerada una prueba para la expansión del populismo en todo el mundo.

Más de 50.000 policías y gendarmes vigilaron los 66.000 centros de votación habilitados en todo el país para los comicios, que se producen después del ataque del jueves en los Campos Elíseos de París, en el que murieron un agente y el agresor.

Estas son las primeras elecciones que se celebran bajo estado de emergencia, en vigor desde los atentados extremistas de noviembre de 2015.(AGENCIAS NOTICIOSAS)

>>>>>

Niños piden a Trump no deportar sus padres

loading

WASHINGTON>> Una caravana de niños, jóvenes, padres de familia y activistas proinmigrantes llegaron diversos estados del país para exigir al presidente Donald Trump políticas migratorias que no separen a sus familias.

Durante la manifestación, niños pequeños hasta adolescentes y sus acompañantes, algunos con sus propios padres indocumentados exhibieron pancartas, dieron discursos, cantaron y jugaron en las afueras de la Casa Blanca.

La demostración ocurrió este jueves, liderada por la organización We Belong Together, pero contó también con la participación de otros grupos activistas de varios estados del país.

Sheila Arias, coordinadora de la organización Mamás Con Poder en Carolina del Norte, aseguró durante la protesta que los niños, a pesar de su cortas edades, comprenden lo que está sucediendo con las políticas migratorias de la administración de Donald Trump.

“Muchos de ellos tienen el temor de que al llegar a su casa después de la escuela no van a encontrar a sus padres. Tienen temor de decir de qué país son. Muchos de ellos saben. Saben exactamente lo que está pasando y que este presidente tiene una opinión negativa de ciertas razas. Tal vez no lo saben con las palabras correctas, pero sí saben que algo está pasando”, señaló Sheila Arias.

Leah, de 11 años, viajó en la caravana para defender a su madre, quien enfrenta actualmente una orden de deportación.

“Estoy aquí porque mi mamá tiene una orden de deportación y quiero que ella pueda quedarse en Estados Unidos conmigo y que no la manden de vuelta a su país”, dijo Leah.

“En este momento, mi miedo más grande es que deporten a mi mamá. Vine para enviarle el mensaje a Trump de que nosotros los niños, con nuestras cortas edades, somos valientes y podemos luchar por nuestros padres”.

Arias le atribuyó la iniciativa de la caravana a los mismos jóvenes, quienes han llegado desde Miami, Nueva York, Nueva Jersey, Colorado, entre otros estados.

“Las deportaciones que están pasando no solo afectan a los adultos, pero afectan a los niños emocionalmente. Los jóvenes son los que quieren expresar lo que sienten. Muchos de ellos están pasando por momentos desagradables en sus vidas”, asegura Arias.

La caravana se inició en Miami y realizó paradas en Atlanta, Carolina del Norte y finalizó en la capital estadounidense.

El grupo expresó su descontento con las políticas migratorias del presidente Trump durante los cinco días de viaje a través de concentraciones y reuniones con la prensa en las distinas paradas.

>>>>>

Evacuan consulado de Francia en NY por amenaza de bomba

loading

NUEVA YORK>> El consulado de Francia en Nueva York, donde debían votar centenares de personas en la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas, fue evacuado brevemente tras una supuesta amenaza de bomba, informaron fuentes diplomáticas.

La policía neoyorquina decidió evacuar el edificio situado en la Quinta Avenida, frente al Central Park, tras haber divisado un vehículo sospechoso, dijo la cónsul, Anne-Claire Legendre.

“Luego de lo sucedido en los Campos Elíseos (de París), los policías del NYPD tenían la consigna de ser particularmente atentos”, explicó, en alusión al atentado que costó la vida a un agente la noche del 20 de abril, en pleno corazón de la capital francesa.

Las decenas de personas que se encontraban en la legación diplomática en el momento de la amenaza, ocurrida hacia las 17:00 (21:00 GMT), salieron a la acera, en espera de que el vehículo fuera inspeccionado.

Unos 50 minutos más tarde, todo había vuelto a la normalidad, señaló la encargada de prensa del consulado, Amélie Geoffroy.

Unos 28 mil 500 franceses que residen en los estados de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut están inscritos en las listas electorales del consulado, uno de las 16 oficinas en las que pueden votar.(AGENCIAS NOTICIOSAS)

>>>>>

Venezuela: Aumenta numero de fallecidos en violentas protestas

loading

CARACAS>> Al menos doce personas fallecieron en fuertes disturbios y saqueos que ocurrieron en esta capital, con lo cual aumentan a 20 los fallecidos en tres semanas de violentas protestas contra el gobierno.

La Fiscalía confirmó el fallecimiento  de 11 personas con edades de 17 a 45 años en El Valle, populoso sector de barriadas humildes del suroeste de Caracas; mientras que un muerto de bala se reportó en la favela Petare, este, en una protesta local.

Habitantes de El Valle describieron los disturbios como una batalla campal que duró hasta la madrugada, con tiroteos, saqueos y enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas de seguridad.

“Parecía una guerra. La guardia nacional y la policía lanzaban gases, civiles armados disparaban contra los edificios. Mi familia y yo nos tiramos al piso. Fue horrible”, narró un constructor de 30 años, quien vive en una zona céntrica del lugar.

En un hospital de maternidad, cerca de medio centenar de niños debió ser evacuado en medio del caos, bajo nubes de humo de barricadas de desechos y gases lacrimógenos.

Camiones antimotines dispersaron con gases pequeñas protestas de personas que bloquearon vías. Uno de esos vehículos fue parcialmente incendiado con cócteles molotov lanzados en medio de la oscuridad, según videos de habitantes de la zona.

“Asesinos”, gritaban vecinos desde las ventanas de los edificios a hombres vestidos de civil, que disparaban en la calle. Algunos les lanzaron botellas y piedras por la ventana, según eso videos y testigos.

La Fiscalía confirmó además el fallecimiento, en la noche del jueves, de un hombre en el popular barrio Petare, este de Caracas, según la alcaldía local ocurrida en una protesta, con lo que suman 20 las víctimas mortales desde que iniciaron las manifestaciones el 1 de abril.

El gobierno y la oposición se responsabilizan mutuamente del desborde de la violencia, que deja además cientos de detenidos y heridos.

Según el gobierno, bandas armadas “contratadas por la oposición” atacaron el hospital materno infantil, pero sus adversarios sostienen que el desalojo se debió a los gases lanzados por la policía militarizada para controlar los disturbios.

Tildó a dirigentes opositores de “bestias sedientas de sangre”, al asegurar que pasaron a “una etapa de terrorismo puro y simple”. “Querían quemar vivos a niños”, afirmó.

El vicepresidente Tareck El Aissami dijo que estaba en marcha “una espiral terrorista” para propiciar un “golpe de Estado”.

Los enfrentamientos y desórdenes han ocurrido en el marco de masivas protestas opositoras que exigen elecciones generales.

La alta tensión en Venezuela despertó inquietud internacional. Once naciones latinoamericanas, la Unión Europea y Naciones Unidas pidieron al gobierno venezolano garantizar las protestas pacíficas.

Estados Unidos y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien tilda a Maduro de “dictador”, han lanzado duras advertencias al gobierno chavista, al que acusan de “represor”.

“La violencia en Venezuela es alentada por Almagro y los gobiernos alineados con planes intervencionistas del departamento de Estado de Estados Unidos”, dijo la canciller Delcy Rodríguez.

>>>>>

Gobierno estadounidense envia ultimátum a ciudades santuario

loading

WASHINGTON>> El gobierno estadounidense intensificó su presión sobre las llamadas ciudades santuario que se niegan a cooperar con las autoridades migratorias federales.

La administración Trump advirtió, que podrían perder sus codiciadas subvenciones federales a menos que documenten su cooperación.

El ultimátum afecta a todo el estado de California y las ciudades de Nueva York, Chicago, Filadelfia y Nueva Orleans; además de los condados de Miami-Dade (Florida), Clark (donde se encuentra Las Vegas, en Nevada), Cook (Illinois); y Milwaukee (Wisconsin).

Los alcaldes y responsables de esas jurisdicciones recibieron sendas cartas del Departamento de Justicia en las que se les exige “entregar documentación” antes del 30 de junio próximo que demuestre que están cooperando con las autoridades federales en lo que a los inmigrantes indocumentados se refiere.

El Departamento de Justicia considera a esas jurisdicciones parte de los llamados ciudades y condados “santuario”, aquellos que se niegan a colaborar con las autoridades federales para deportar a los indocumentados y a los inmigrantes que han cometido algún crimen.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ordenó en su primera semana en el poder que se dejara de otorgar subvenciones federales a esos territorios del país, a no ser que comiencen a cooperar con las autoridades de inmigración.

Las nueve jurisdicciones contactadas hoy han sido identificadas por el inspector general del Departamento de Justicia como lugares que limitan la información que su policía local puede proporcionar a las autoridades migratorias federales sobre aquellos que están en su custodia, según explicó esa agencia en un comunicado.

“Además, muchas de estas jurisdicciones están hundiéndose bajo el peso de la inmigración ilegal y el crimen violento”, señala el comunicado.

Las cartas piden a esos territorios certificar su cumplimiento con una ley federal que establece que los Gobiernos estatales y locales no pueden prohibir a sus fuerzas de seguridad compartir información sobre el estatus migratorio de una persona con las autoridades federales.

“El no cumplimiento de esa condición podría resultar en la retención de los fondos de una subvención, suspensión o cancelación de una subvención, no admisibilidad para futuras subvenciones u otras acciones”, escribió en las cartas Alan Hanson, un alto funcionario del Departamento de Justicia.

Pese a las amenazas del Gobierno, muchos líderes de las “ciudades santuario”, como los de Nueva York o Chicago, han asegurado que sus policías y alguaciles seguirán teniendo prohibido preguntar sobre el estatus migratorio de las personas o colaborar con las autoridades migratorias federales en la detención de inmigrantes indocumentados.

En su comunicado, el Departamento de Justicia destacó el aumento de asesinatos en Chicago y Nueva York, una tendencia criminal que el Gobierno de Trump relaciona sistemáticamente con la presencia de inmigrantes indocumentados.

>>>>>